Blogia
cineblog

Curiosidades de Star Wars II: El Ataque de los Clones

Curiosidades de Star Wars II: El Ataque de los Clones

Dadas las fechas en las que estamos, lo más lógico sería hablar de películas tipo "Ben Hur", "Los 10 mandamientos", etc., pero por motivos personales, y por llevar la contraria, hoy hablaré de algo completamente diferente y gracioso. Que os aproveche! ;-)

El primer titulo que se barajo para la película fue “Rise of the empire”, un nombre bastante más afortunado que el que finalmente recibió…

 

Ya la elección del reparto fue bastante animada: Leonardo Di Caprio fue llamado para el casting de Anakin, con muchas posibilidades de obtener el papel, pero le pidieron que lo mantuviera en secreto. Nada más salir de la entrevista Di Caprio se pavoneó ante la prensa asegurando que él sería Anakin definitivamente, traición que provocó que Lucas le rechazara.

 

Cuando Obi-Wan (Ewan McGregor) y Anakin (Hayden Christensen) entran en el bar de Coruscant para buscar al asesino conocido como Zam Wesell (Leanna Walsman), aparecen varios actores de otras películas de Star Wars (aunque no son demasiado reconocibles por el maquillaje o los efectos digitales), incluyendo a Ahmed Best (Jar Jar Binks) y a Anthony Daniels (C3PO).

 

Los hijos de George Lucas hacen un cameo: Jeff interpreta a un joven caballero Jedi y Katie da vida a una Twi lek (una nueva raza). Incluso el propio Lucas hace un cameo en la escena de la pelea de los jedis en la arena del coliseo.

 

El personaje de Yoda esta completamente generado por ordenador (Frank Oz solo pone la voz). Y es que ésta es la primera gran producción totalmente digital, en la que se usaron las nuevas cámaras digitales de 24 fotogramas por segundo: nada de lo que se ve en la pantalla es idéntico a lo filmado. Además, la cinta tiene 3500 efectos especiales creados digitalmente, lo que hace que cada segundo de película cueste unos 16.000 euros.

 

Pero trabajando con ordenadores uno no puede descuidarse: en Coruscant los coches que pasan tras la ventana del consejo Jedi fueron generados utilizando una secuencia demasiado corta, de tal forma que siempre pasan los mismos, repitiéndose en un bucle infinito.

 

La película se exhibió por primera vez cuatro días antes de su estreno oficial, con el objetivo de recaudar fondos para las victimas del atentado del 11 de septiembre. Precisamente por ello, se eliminó del montaje final una secuencia de persecución en la que una de las naves se estrella contra un edificio

 

Y hablando de persecuciones, tras el Coruscant aparece, entre otras, la nave “Orion” de “2001: Una odisea del espacio”. Pero este no fue el único elemento reciclado: el sillón del despacho del Senador Palpatin es el mismo que usa Dark Sirius en Star Wars VI: El retorno del Jedi.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Diego -

Así que un bucle infinito... Por eso le encontraba yo tantos parecidos con los dibujos animados de la Warner. Si es que la película es un chiste (sólo faltaban el Coyote y el Correcaminos).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres