Blogia
cineblog

El pianista. Roman Polanski, 2002

El pianista. Roman Polanski, 2002

Wladyslaw Szpilman, un brillante pianista polaco y judío, escapa de la deportación tras la invasión de Polonia por las tropas alemanas al comienzo de la II Guerra Mundial. Obligado a vivir con su familia en el corazón del ghetto de Varsovia, comparte el sufrimiento, la humillación y los esfuerzos por sobrevivir.

 

 Parecía que Spielberg había dicho la última palabra sobre el tema con la soberbia “La Lista de Schindler”, pero Polanski nos ha dado una sorpresa. “El pianista” es un proyecto muy personal, no en vano Polanski vivió en su infancia la pesadilla nazi. Así pues, la película sirve a Polanski para zanjar asuntos pendientes consigo mismo a través de la increíble pero verídica historia del pianista polaco Wladyslaw Spilzman (fallecido en el año 2000 a los 88 años). 

 Polanski se centra en la dramática antesala de los campos de exterminio (en una primera parte narrada con solvencia), para impulsar la película a su culmen con la desoladora y solitaria odisea del músico (muy bien interpretado por Adrien Brody). El director polaco consigue un admirable realismo en las escenas del guetto de Varsovia, pero sin caer en efectismos. E incluso, a pesar de la crudeza y del horror, la película incluye una escena llena de esperanza: la secuencia del piano ante la presencia del oficial alemán.

De factura y fotografía excelente, y una aparente sencillez narrativa impresionante, películas como ésta son imprescindibles, no sólo por su calidad intrínseca, sino porque nos acerca a lo que fue y nunca debería repetirse.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Adrianas -

muchas gracias de nuevo por tus interesantes reflexiones, Wittman! espero poder leer nuevas aportaciones tuyas muy pronto...

Wittman -

Buenas.

Ojeando tu blog me he encontrado con películas sumamente interesantes acerca de la SGM, aunque fuera del espacio que dedicas al cine bélico. Una de las que me ha llamado la atención es esta.

Es cierto mucho de lo que dices en tu comentario. La fotografía, los escenarios y diversas escenas son realmente buenas en términos cinematográficos, así como buena parte de los argumentos de fondo de la película. Incluso, si se me permite, en términos estrictamente bélicos la escena en la que los alemanes acometen con un cañón PAK de 37 mm el edificio que Spilzman ve desde su ventana y donde se inicia el levantamiento polaco es muy acertado.

Pero creo que ahí se acaba lo bueno, sobre todo en relación con lo que concluyes; y Polanski, preso de su sectarismo respecto al tema dada su condición, no hace sino ahondar en el error. Creo que la "pesadilla" que comentas fue la guerra en sí, no el sufrimiento de uno u otro sujeto en función de su oficio, raza o creencia. Y es justo eso lo que no debe repetirse nunca, porque el sufrimiento de una persona en una guerra no vale más en función de las circunstancias en que viva o muera. Es por ello que resulta muy fácil hablar de los malos e ignorar masacres como las de los campos de los NKVD soviética u otras como Hiroshima, Nemensdorf o Hamburgo. Pero todo aquello no se ha terminado porque las discriminaciones, casi peores que las de aquel entonces, perviven hoy día en este mundo que los buenos y vencedores de la SGM nos han regalado. Porque, si lo pensamos, lo único cierto es que Hitler murió en 1945. Pero eso a Polanski no parece importarle.

Siento el tono del comentario, pero ese es mi punto de vista.

maria elena -

ES LO MEJOR ESA PELI ESA ES LA REALIDAD Y UNO QUEJANDOSE POR LAS INCONFORMIDADES

keko -

si digo lo mismo pero q sean muy de acción y muchos tiros

panzer -

que tal si comentais mas pelis de la segunda guerra mundial?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres