Blogia
cineblog

Los 7 samuráis. Akira Kurosawa, 1954

Los 7 samuráis. Akira Kurosawa, 1954 Los habitantes de un poblado de campesinos, cansados de ser periódicamente asaltados por una banda de bandidos, que agotan sus recursos, deciden contratar samuráis para que los defiendan. Tras varios intentos fallidos de encontrar samuráis dispuestos a luchar tan solo a cambio de la comida, el carismático Kanbei decide ayudarles.

 


Los samuráis, conscientes de su inferioridad numérica, entrenan a los campesinos para que luchen contra los bandidos, proporcionándoles además unos conocimientos que les permitan defenderse en el futuro. Pero tras la pírrica victoria, los desagradecidos campesinos, regresan a sus vidas cotidianas, relegando a los samuráis al olvido.

 

 

Pero la película es algo más que una historia épica. Uno de los grandes logros de Kurosawa es trasmitir la personalidad de los múltiples personajes en tan sólo unas pinceladas, y de mostrar la complejidad de las relaciones sociales, no sólo entre campesinos-samuráis, sino dentro de cada uno de estos grupos.

 

 

 

En cuanto a las escenas en las que los samuráis adiestran a los campesinos en tácticas militares, usa sabiamente las características típicas del cine bélico, aderezadas con pequeñas dosis de humor para llegar con más facilidad al espectador.

 

 

Técnicamente, la película incluye algunas innovaciones importantes para la época en que se rodó: por primera vez se utiliza tres cámaras de forma simultánea para rodar las escenas de acción, además de hacer uso de la cámara lenta para realzar algunas de estas escenas

 

 

El montaje estable tres partes bien diferenciadas entre sí, pero perfectamente hilvanadas para conseguir una estructura lógica y fluida que consigue mantener el ritmo en todo momento. En la primera parte se presenta a los personajes; en la segunda se tratan los preparativos de la defensa del poblado, y finalmente se narra la batalla en sí, en la cual Kurosawa decidió eliminar la música de la banda sonora y hacer uso de sonido real para conseguir un realismo inusitado.

 

 

Y para terminar, un par de muestras de la enorme repercusión que esta película tuvo en el cine occidental: en 1960 John Sturges realizó Los Siete Magníficos, un remake a modo de western que obtuvo un gran éxito. Otro ejemplo, muy obvio para quien ha visto Los 7 samuráis, es la película de Disney Bichos...¿quién lo diría, eh?

 

 

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

okupa -

tiene buena pinta

keko -

banzaaaaaaaiiiiiiiiii!!!!!!

Nachete -

Vaya peliculón :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres