Blogia
cineblog

En serie

Los pilares de la Tierra. Sergio Mimica-Gezzan, 2010

Los pilares de la Tierra. Sergio Mimica-Gezzan, 2010

Adaptación en formato miniserie de la famosa novela de Ken Follett. En la Edad Media, en una fascinante época de reyes, damas, caballeros, luchas feudales, castillos y ciudades amuralladas, el amor y la muerte se entrecruzan en este tapiz cuyo centro es la construcción de una catedral gótica.

Leí el libro hace ya años, mucho antes de que se convirtiera en un best-seller, un libro muy bien elaborado sobre una historia de amor, lucha, superación y defensa de ideales en la época medieval (magníficamente contextualizada) y enfocada en la gente común mas que en los monarcas. Nada de eso aparece en la serie.

El principio de la serie es prometedor, pero el guión ha sido tan alterado que a medida que avanza la historia pierde fuerza, coherencia e incluso interés. Y no creo que se debe a la complicación de adaptar una obra como esta a un formato de mini serie… los saltos en el tiempo son excesivos, el ritmo de ciertas escenas demasiado rápido (casi tratados como trailers o video-clips en si mismos!), se alteran hechos cambiando personajes, se omiten otros fundamentales, hay cosas que parecen suceder "porque sí", el decorado es demasiado falso, la fotografía no acaba de captar “la luz” de la edad media…

Y que decir del reparto! Es notable la falta de carácter y definición de algunos de los protagonistas: no evolucionan, no transmiten nada al espectador, son maniqueos y planos. La brevísima aparición de Donald Sutherland lo único que consigue es dejar en evidencia lo mal que lo hacen los demás. Por cierto, una de las grandes decepciones es William Hamleigh, uno de los villanos más crueles de la literatura reciente, y que en la serie solo llega a niñato cabroncete consentido.

Lo peor de todo es saber que el propio Follet asesoró la adaptación y permitió semejante atropello con su mejor obra.

A pesar de todo, veré la serie hasta el último capítulo (miedo me da pensar en cómo habrán adaptado el final!) pero eso si, recomiendo encarecidamente leer el libro. Ni punto de comparación.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Yo, Claudio. Herbert Wise, 1976

Yo, Claudio. Herbert Wise, 1976

 Terminamos el año inaugurando una nueva sección: "En serie", dedicada a aquellas series de tv que han marcado una época... y empezamos por la mejor de todas ;-)

"Yo, Claudio" es una famosa serie británica de 13 capítulos que adapta las novelas (“Yo, Claudio” y “Claudio, el dios, y su esposa Mesalina”) del renombrado escritor e historiador Robert Graves que presenta, con finas dosis de humor y un toque de inocencia, el personaje del emperador Claudio y su visión de aquellos turbulentos años que atravesó el Imperio Romano, cuando la familia Julia era la más poderosa del mundo y gobernaba el mundo como si se tratase de su negocio particular.

 

Cojo y tartamudo desde su nacimiento, Claudio es descartado inmediatamente del cursus honorum. Considerado como un pariente tonto e inofensivo puede ser el confidente de sus demás parientes, espectador desde el palco de la tragedia que se desvela a sus ojos. Su supuesta imbecilidad (más fingida que real) le protege de las insidias y artimañas que sufre el resto. Pero el destino que la Sibila le ha profetizado le lleva al trono después del desgraciado reinado de su sobrino loco Calígula...

 

Lo cierto es que el guionista, Jack Pulman, hizo un trabajo prodigioso y ajustado al medio televiso al convertir unas novelas carente casi de diálogos y lleno de hechos, en una adaptación dinámica y al tiempo fidelísima a los hechos.

 

Yo, Claudio” no es una superproducción, no destaca por su aspecto visual: los decorados (aunque históricamente correctos) son limitados y planos, casi de aspecto teatral, la fotografía es sólo aceptable, no hay escenas de grandes batallas, etc. Pero aún así, es una de las mejores series de TV de todos los tiempos, gracias al ya comentado guión y a las sólidas interpretaciones de sus actores. Inolvidable resultan las actuaciones de Sian Philips (Livia), Brian Blessed (Augusto), George Baker (Tiberio) y, claro está, de Derek Jacobi, que interpreta a Tiberio Claudio.

Aprovecho la ocasión para desearos un FELIZ AÑO 2010. Volveremos a leernos el miércoles 13 de enero.

un abrazo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres