Blogia
cineblog

El Cid. Anthony Mann, 1961

El Cid. Anthony Mann, 1961

Dedicamos el post de esta semana a la película con la que Hollywood rindió homenaje a uno de los grandes héroes de la literatura española. Eso si, desde su particular visión y estilo. Históricamente no puedo defenderla, ya que en muchas ocasiones falsea la historia a su antojo y está llena de anacronismos; sin embargo en conjunto deja un buen sabor de boca, mantiene aún su esplendor y fascinación y recrea la historia medieval con un estilo que adopta ciertos códigos del western.

 

“El Cid”, primer largometraje de la factoría Bronston, tiene varios elementos que ayudan a que la película sea buena: la fantástica banda sonora de Miklós Rózsa (responsable también de la música de “Ben-Hur”, por ejemplo), y la magnifica ambientación (decorados, localizaciones, vestuarios...).


Además, la cinta contó con un reparto de lujo, encabezado por un genial Charlton Heston en estado de gracia. Sin él, esta película no hubiera sido la misma. Sophia Loren, que interpreta a Doña Jimena, no está tan lúcida. Y es que entre las actrices, la mejor actuación es la de Geneviève Page (Doña Urraca).

                                                                                      

Curiosamente, el propio Charlton Heston en su autobiografía parece no estar totalmente satisfecho con el resultado final de la película. Sugiere que si la hubiera dirigido William Wyler sería la mejor película histórica jamás realizada. Probablemente la causa de esta crítica se deba a la  debilidad de la trama amorosa en pantalla, porque Mann no se maneja bien con las secuencias románticas, aunque está claro que es un experto en escenas épicas.

 

En cualquier caso, es un buen entretenimiento para una larga tarde de domingo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Melissa -

demasiado lenta y larga

Maria R. -

pues a mi si me gustó pero hay cosas que no entendí bien
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres