Blogia
cineblog

Viridiana. Luis Buñuel, 1961

Viridiana. Luis Buñuel, 1961

Viridiana surgió a raíz de una fantasía erótica de Buñuel. Así, en la película el viejo Don Jaime (Fernando Rey), utiliza un narcótico para poder abusar de su sobrina, la joven novicia Viridiana. Tras ello, la joven intentará limpiar ese pecado convirtiendo su casa en un albergue para medigos y delincuentes, con el propósito de cristianizarlos y reformar sus bárbaras costumbres. Sin embargo, los acontecimientos toman un cauce muy diferente y Viridiana irá poco a poco perdiendo sus esperanzas. El final de la película es el comienzo de la humanización de Viridiana, quien al sumarse a esa partida de cartas simboliza el definitivo fracaso de sus anhelos de redención.

Viridiana es un reflejo de las obsesiones personales de su director, narrado en clave de tragicomedia: la represión y el erotismo, el fanatismo religioso, la ensoñación desenfrenada y la ironia despiadada.

Como colofón, recordaremos las circunstancias que rodearon su presentación en el festival de Cannes, publicitada por el Ministerio de Turismo como muestra de la interesada y parcial apertura del régimen franquista. Allí, la película gana la Palma de Oro, pero las críticas del Vaticano hacen que ni siquiera llega a estrenarse en España.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres